miércoles, 30 de julio de 2014

BDE

BDE
Bloqueo De Escritor

Ese horrible monstruito que parece estar siempre dispuesto a asomar su fea cabeza. Y cuando no lo hace, ronda en las sombras de nuestra inspiración.

Todos sabemos lo que el BDE es. La manera en que nos afecta y como lo ahuyentamos varia de escritor en escritor.
Durante los años que llevo escribiendo he sufrido su ataque implacablemente. Desafortundamente en mi caso, viene de la mano con el miedo al fracaso. Y este ultimo, me ha dado verdadero dolores de cabeza. Debo admitir que me tomo un buen tiempo, mucha lucha y enfrentarme con mis propios temores para poder superar ese obstáculo en particular. Aunque, cada cierto tiempo nos volvemos a batir en duelo (y me enorgullece decir que sigo ganando).
En cuanto al BDE. Bueno, esa es otra historia.
Pero en lo que si concuerdo con todos los consejos y sugerencias que he oido es que no hay que dejar escribir. Tampoco estoy diciendo que lo hagas hasta que prácticamente tus dedos se entumezcan y estes por desfallecer de hambre y sed.
¿Cómo lograrlo sin morir en el intento?
Buenos, aquí proveo una pequeña lista de ideas de sugerencias. Que conste que las he probado todas en uno u otro momento y que funcionen depende unicamente de ti. A mi me han dado resultado y aunque algunas se contradigan con otras, toma en cuenta que no son para aplicarlas todas juntas y a la vez. Sino, puedes arriesgarte a “sobre inspirarte” (y creanlo o no, eso es posible).

Fan-Fic...


¿Escribir o no escribir?
He aquí la cuestión

Durante varios años considere que escribir un fan-fic era adueñarse de la historia de otro, pero en los ultimos tiempos, mientras intento superar y solucionar mis ataques de “bloque de escritor”(BDE), debo decir, que mis sentimientos cambiaron radicalmente.

Mi prejuicio original podria deberse a años de estar sometida a rigurosos profesores de literatura que consideraban plagio cualquier parecido minusculo entre una y otra historia que cayese en sus manos. Y tal como perros hambrientos con un hueso, no lo soltaban a uno hasta que no se hubiese remediado la terrible falta.
Sin embargo, en plena crisis de BDE descubri el poder detrás del FanFic. No solo era un obvio cumplido hacia el autor, creador de ese maravilloso mundo en el cual nos habiamos sumergido a lo largo de sus novelas, series, o comic. No solo era un deseo por haber sido el creador de ese increíble universo. No solo era el querer aplicarle las modificaciones necesarias para que se amoldase a nuestros deseos mas intimos.
No. Se convirtió en algo mas.

Retos Online

Mientras navegaba por diferentes blogs que habían llamado mi atención, me cruce con este reto y pensé: “Es justo para mi”.
Obviamente se preguntaran la razón… o quizás no.
Pues, soy una fanatiquilla encubierta de este genero. Si revisas mi Papyre, encontraras varios títulos de esta temática, aunque es poco probable que me encuentres refregándoselo en la cara a alguien.
No me avergüenza mi gusto por la erótica, es mas, yo misma tengo escritas varias historias que calificarían en esa categoría. Por no mencionar que me encantan esas escenas tan ardientes que poco falta para que se incendie el libro. Pero sin tengo que ser sincera, me daría algo de calorcito tener que andar sentada en el colectivo leyendo una de estas novelas en papel.
Más que nada porque algunas tienen portadas más que sugestivas, y prefiero ahorrarme los comentarios mal intencionados de ciertos ciudadanos obtusos que se piensan que porque a una le gustan las novelas  eróticas tiene menos neuronas que una piedra. O incluso, que se piensan que una es una solterona frígida que esta tan hastiada de todo que solo encuentra algo de consuelo leyendo erótica, porque somos incapaces de conquistar a un hombre.
Leo para relajarme, y disfrutar no para terminar a los mamporros con l@s entrometidos de turno.

Mis Primeras Veces


©
Todas nosotras tenemos aquellas ocasiones memorables en que por primera vez hicimos algo. Al fin y al cabo, mas vale hacerlo que terminar arrepintiéndonos después por no haberlo hecho, ¿o no?

Mientras en mi mente daba vueltas la idea de crear un blog propio, aquellos momentos memorables relacionados con mis primeras veces en la escritura comenzaron a surgir de mis recuerdos.
Recuerdos, que por supuesto, me llevaron hasta primer grado y la dichosa historia de la hormiguita que me llevo toda una carilla porque la señorita no se decidía a dejar de hacer cosas para finalmente regresar a su casa (y créanlo o no, mi madre aun guarda esa historia como un preciado tesoro).
Este fue el momento exacto en que descubrí que, además de ser una consumada ratoncita de biblioteca, era una habida escritora. Aunque, tarde algunos años mas en finalmente decidirme a poner mis historias en papel.

¿Qué me hizo decidirme?